Muchos de nuestros clientes más jóvenes comienzan a tener cambios en el vello corporal, sobre todo en la espalda.

Esta es una zona bastante más pesada de eliminar, dado que es una parte del cuerpo que tiene una gran incidencia hormonal.

Cuando el vello es fino y con poco color, optamos por un tratamiento con DEPILACIÓN ELÉCTRICA, dado que otra técnica como el Láser probablemente estimularía una gran cantidad de pelo, además de hacerlo más grueso.

De ahí la importancia de acudir a un CENTRO ESPECIALIZADO para poder conseguir una valoración personalizada y una eliminación total del vello.