Conocí el centro por la web y sus opiniones, llevaba toda la vida en otro centro de depilación eléctrica y sin resultados así que probé suerte en Trébol y los resultados son magníficos, estoy notando cómo va desapareciendo el vello facial. Son muy profesionales, además, llevan sus citas con una puntualidad impresionante y eso también lo valoro mucho. Lo único que podrían mejorar sería intentar ayudar a los clientes con el parking que tienen al lado y ofrecer algún tipo de descuento.